--CATEGORÍAS--

domingo, 21 de noviembre de 2010

Pizza artesana


Elaborar en nuestra propia casa este típico plato de origen napolitano es cada día mas sencillo. Hoy en día podemos encontrar en muchos supermercados los 2 ingredientes básicos (levadura fresca de panadero y harina de fuerza) para la elaboración de una masa de pizza alta y esponjosa por dentro y crujiente por fuera. Probadlo y olvidaréis el uso de bases congeladas y preparados industriales. Buon appetito!

photo by: jcsierra

INGREDIENTES:

Para la masa:
25 gr de levadura fresca*
400 gr harina (de fuerza)
225 ml de agua mineral**
3 cucharadas de aceite de oliva
1 curaraditas de azúcar
2 curaraditas de sal

* Son cubitos que podéis encontrar en cualquier supermercado en la zona de refrigerados junto a los yogures y el queso fresco. En Mercadona los venden en packs de 2 cubitos de 25 gr.
** Usar agua mineral es para evitar la cal y el cloro que impiden la fermentación de la levadura.


Para la pizza:
Queso mozarella (preferiblemente fresco, 2 paquetes)
Tomate frito
Orégano
1 cebolla dulce
3 lonchas de bacon
4 champiñones


A LOS FOGONES:
1. Ponemos el agua en un cuenco y la templamos un poco en el microondas.
2. Deshacemos el cubito de levadura fresca en el agua y dejamos fermentar durante 30 minutos. Es importante que la temperatura ambiente sea superior a los 20ºC, si es inferior podemos usar el horno para que fermente a temperatura entre 20 y 40º.
3. Mezclamos bien la harina, la sal y el azúcar en un recipiente grande. Hacemos un hueco en el centro donde, poco a poco, iremos vertiendo el agua con la levadura mientras mezclamos con una paleta de madera hasta conseguir una masa elástica y amasable. Si vemos necesario podemos añadir algo mas de harina.
4. Añadimos las 3 cucharadas de aceite de oliva y pasamos a amasar con las manos durante al menos 5 minutos hasta conseguir una bola.
5. Untamos con aceite las paredes del recipiente donde hemos preparado la masa, posamos la masa y cubrimos con un paño. Dejamos reposar en un entorno templado durante al menos 40 minutos hasta que la masa doble su tamaño. Si no queremos usarla en el momento podemos dejar que fermente durante unas horas en la nevera en un envase amplio y cerrado para que no se seque por fuera.
6. Tan sólo nos queda extender la masa con las manos. Si lo hacemos en el aire será mas fácil ya que la masa no tenderá a encogerse tanto. Untamos la bandeja con aceite y extendemos la pizza.
7. Precalentamos el horno a máxima potencia y pasamos a montar la pizza: una base de tomate, el queso mozarella, y los ingredientes que queramos. Aromatizamos con orégano y añadimios un chorrito de aceite de oliva.
8. Una vez tengamos el horno caliente introducimos la pizza durante unos 20 minutos a una altura media baja para que se haga por abajo y no se queme por arriba. Cuando esté hecha la dejamos reposar un par de minutos antes de proceder a cortarla.




NOTA: Si metéis cuatro minutos la pizza, ya estirada, en el horno antes de montarla conseguiréis que suba por todas partes y quede un resultado aún mas auténtico.

2 comentarios:

  1. hola te felicito por tu excelente blog que administras tienes recetas muy buenas en especial la pizza te cuento que la compartí con Dnnos Pizza y la verdad muy buena.muchos éxitos

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado perfecta, y las fotos tambien.Me hago seguidora tuya.

    Saludos

    ResponderEliminar

__________________________________

HOY nos visitan desde...


contador gratis